imagen Rejuvenece tus tendones y articulaciones con estos remedios caseros
Remedios naturales

Rejuvenece tus tendones y articulaciones con estos remedios caseros

A medida que avanzamos en edad nuestro cuerpo se va deteriorando, esto como consecuencia natural, trae consigo la pérdida de algunos reflejos y la aparición de diversos malestares. Además, si no llevamos una vida saludable, los síntomas pueden aparecer antes de tiempo, causando así un gran impacto en nuestro organismo.

Es así, que las primeras partes del cuerpo en reflejar su desgaste, son los tendones y articulaciones. Esto se debe al gran uso que hacemos de los mismos a diario. Es por ello, que a continuación te hablaremos sobre algunos excelentes remedios caseros que te pueden ayudar tanto a rejuvenecer los mismos, así como a calmar el malestar causado por su desgaste.

Remedios caseros para rejuvenecer tendones y articulaciones

1. Utilizar la ortiga en combinación con el limón

La ortiga es utilizada como un remedio casero por excelencia debido a que sus propiedades pueden contribuir a disminuir la inflamación de las articulaciones. Por su parte, el limón es un cítrico con excelentes características, tanto para tratar distintas afecciones, así como para rejuvenecer el organismo.

Es así, que utilizando estos dos elementos en conjunto pueden obtenerse excelentes resultados para rejuvenecer los tendones y articulaciones. Para esto vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Un litro de agua.
  • Jugo de limón.
  • 80 gramos de ortiga.

Ya contando con los ingredientes, podemos proceder a preparar este práctico remedio casero siguiendo las siguientes instrucciones:

  • Lo primero que debe hacerse es colocar a hervir en un recipiente tanto el agua, así como el jugo de limón y la ortiga.
  • Posteriormente, la mezcla debe dejarse reposar por unos 20 minutos aproximadamente.
  • Seguido a esto, emplearemos un colador, con la finalidad de que nos quede únicamente la sustancia líquida.
  • Realizado el paso anterior, procedemos a guardar el jugo obtenido de toda esta mezcla en un recipiente (que sea de vidrio preferiblemente).
  • Por último, debe conservarse la mezclada sellada, dejándose reposar por un periodo mínimo de 60 minutos.

Lo recomendable, es ingerir alrededor de 1 litro de este jugo durante el día. Cabe destacar, que este remedio casero no debe consumirse a diario. Lo recomendable es ingerirlo durante 3 veces a la semana aproximadamente.

Además, en caso de que se desee también puede emplearse miel para endulzar la mezcla al gusto. De esta manera, se obtendrá un mejor sabor, y además, podrá disfrutarse de las excelentes propiedades que esta sustancia natural ofrece al organismo.

2. Combinación de cúrcuma y jengibre

Se trata nada más y nada menos que de dos excelentes plantas utilizadas como remedios caseros debido a sus distintas propiedades curativas. Además, tanto la cúrcuma así como el jengibre se caracterizan por tener características tanto analgésicas, así como también antiinflamatorias.

Siendo así, estas dos plantas bastante adecuadas para tratar los dolores y la inflamación producidos por los problemas en las articulaciones, así como para ayudar a rejuvenecer las mismas. Por lo cual, para llevar a cabo este remedio casero, tan solo necesitaremos lo siguiente:

  • 5 gramos de Cúrcuma.
  • 5 gramos de Jengibre (puede ser la raíz).
  • Agua.
  • Una cucharada de miel.
  • Una cucharada de canela.

Teniendo estos ingredientes, el procedimiento para preparar este remedio casero es el siguiente:

  • Colocar el agua a hervir en un recipiente.
  • Una vez que el agua se encuentre hirviendo, añadir tanto la cúrcuma, así como el jengibre y la canela, cocinándolas por alrededor de 30 minutos.
  • Apagar la mezcla y dejarla reposar por alrededor de 20 minutos.
  • Pasar el jugo obtenido a través de un colador, con la finalidad de que solo se conserve el líquido.
  • Endulzar la mezcla utilizando miel al gusto.
  • Por último, debe guardarse este líquido en un envase de vidrio.

En cuanto a la manera en cómo debe ingerirse este remedio casero se refiere, lo más recomendable es tomar un vaso en ayunas al levantarse. Posteriormente, en el transcurso del día debería ingerirse al menos un vaso después de cada comida.

3. Remedio casero utilizando gelatina

La gelatina se caracteriza por la gran cantidad de colágeno que ésta suele aportar gracias a su proteína. Siendo así, un excelente remedio casero para tendones y articulaciones.

Además, la gran cantidad de nutrientes que posee la gelatina pueden contribuir de manera benéfica con el proceso de regeneración de los ligamentos. Y sí mezclamos esta sustancia en unión con otros productos naturales, los resultados que se pueden obtener son mucho mayores.

Por lo cual, para llevar a cabo el uso de este remedio casero y sacar al máximo su provecho, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Jugo de naranja.
  • Un plátano maduro.
  • 40 gramos de gelatina.
  • 2 cucharadas de Miel.

Una vez obtenidos estos ingredientes, podemos proceder a la preparación de este remedio casero. Para ello, debe realizarse lo siguiente:

  • Hacer un puré con el plátano maduro, mezclándolo con la miel, hasta obtener una sustancia similar a la de una papilla.
  • Posteriormente debe disolverse la gelatina en una taza de agua, procediendo a mezclar ésta con el jugo de naranja.
  • Lo siguiente es colocar la mezcla de gelatina y jugo de naranja a fuego lento en baño maría
  • Una vez pasado un tiempo de cocción, debe colocarse esta mezcla en un molde y dejarla reposar en la nevera por una media hora.
  • Por último, la mezcla ya debería estar consistente, siendo así, debe servirse la misma junto a la papilla realizada con el plátano y la miel. Sin más que agregar, ¡buen provecho!

4. Combinación de piña, canela y avena

Por último, te presentamos un excelente y además delicioso remedio casero, el cual podrá serte de gran ayuda para rejuvenecer tus tendones y articulaciones. Esto se debe, a que la combinación de estos ingredientes aporta al organismo una buena cantidad de vitamina C, así como de magnesio y silicio, que resultan ser excelentes antiinflamatorios.

Por lo cual, para llevar a cabo el tratamiento de rejuvenecimiento de tus tendones y articulaciones, vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Canela en polvo.
  • Zumo de piña.
  • Miel.
  • 250 mililitros de agua.
  • 150 gramos de avena.

Teniendo todos los ingredientes, la preparación de este remedio casero resulta ser sumamente sencilla, debiendo realizarse lo siguiente:

  • Mezclar la avena con el agua, poniéndola a hervir en un recipiente.
  • Una vez hervida la mezcla, dejarla reposar hasta enfriar.
  • Posteriormente, debe licuarse este líquido junto a 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de canela, y el zumo de piña.
  • Por último, debe refrigerarse la mezcla obtenida.

Lo recomendable es ingerir un vaso de este remedio casero una vez al día (preferiblemente durante las mañanas). Asimismo, el procedimiento puede realizarse hasta que empieces a notar algún tipo de mejoría.

Ten en cuenta que estos remedios caseros deben ser utilizados únicamente para tratar afecciones leves. En caso de que sufras de dolores crónicos o de un cuadro clínico complejo, lo recomendable es que suspendas el uso de estos remedios y que acudas de inmediato al médico.

De esa manera, el mismo podrá evaluar tu caso e indicarte el tratamiento adecuado a seguir que más te beneficie.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios