imagen Los remedios caseros más eficaces contra la gripe y la tos
Medicina natural

Los remedios caseros más eficaces contra la gripe y la tos

Incluso para los escépticos, existen remedios caseros, algunos comprobados y otros que solo son mitos, y que la mayoría identificamos como “las recetas milenarias de la abuela para la gripe y la tos”, que pueden funcionar como alternativa viable; inclusive a veces más efectivas que cualquier fármaco. A continuación te detallamos cuales son.

La gripe, la fiebre, la tos y el resfriado común son enfermedades regulares que suelen desarrollarse una y otra vez a lo largo de la vida, y que no son consideradas graves a excepción de cuando alertan acerca de algo mayor. Si bien es cierto que hay personas sumamente saludables de quienes jamás hemos sabido que sufren estos síntomas, las razones pueden ser buenos hábitos alimenticios, defensas eficientes, uso de suplementos o prácticas preventivas.

Incluso así, el común denominador sí solemos contagiarnos fácilmente cuando compartimos tiempo y espacio con alguien enfermo, nos mojamos bajo la lluvia, entre otras razones que en principio debemos evitar. En consecuencia, solemos contar con fármacos genéricos en casa para combatir estos episodios.

No obstante, la automedicación nunca ha sido una práctica recomendada ante ningún síntoma o anomalía, ni siquiera respecto a los más aparentemente inofensivos. Siempre la sugerencia universal es asistir a un consultorio médico para tratar de forma eficiente cualquier tipo de afección.

Así mismo, esto sirve como acto preventivo para detectar cualquier otra condición interna que se pueda estar desarrollando, y que alguna de estas enfermedades simplemente está presentándose como método defensivo del cuerpo para alertar al paciente sobre algo más.

Para la gripe

El té siempre ha sido por excelencia el remedio casero más popular para combatir el malestar de gripe. Inclusive, cuando se usan medicamentos, muchos suelen combinarlo con este por su efecto relajante y de alivio, así como de apoyo y acelerador para los efectos farmacológico.

Los más usados son el té de limón, el de hojas de equinácea o el de bayas de sauco, cualquiera de ellos basados en un mismo procedimiento de preparación que consiste en hervir el agua, generalmente la medida de una taza, y mezclar con el ingrediente medicinal de su preferencia.

Igualmente, a estas recetas algunos suelen añadirles miel, ajo, jengibre o eucalipto, principalmente para aliviar la irritación en la garganta, característica inequívoca del malestar gripal. Otros, además los combinan con tilo como camuflaje del sabor que no siempre resulta agradable para el paciente.

Fuera del cuadro, y que también funciona como método preventivo es el consumo de suplementos de vitamina C o alimentos que la contengan como las fresas, naranjas, sandía, kiwi y limón, entre otros; y siempre es preferible ingerirlos como fruta porque al procesarlos en jugos pierden propiedades.

Otra recomendación que tener en cuenta es que las frutas deben consumirse en ayunas, con dos horas de diferencia después de comer o justo antes de cualquier plato. De esta forma, los jugos gástricos las descompondrán en primer lugar y absorberán los beneficios que cada una aporta.

Así mismo, es importante que pongas de tu parte con prácticas sencillas y universales como tomar muchos líquidos (preferiblemente calientes o a temperatura ambiente), extraer con frecuencia los mocos y bacterias, y descansar mucho. Estos hábitos favorecen al sistema inmune y aceleran la recuperación.

Para la tos

Existen al menos ocho tipos de tos, sin embargo, las más comunes y que afortunadamente no deben generar mayor preocupación son la tos seca simple y la tos con flema. Como se mencionó en el caso de la gripe, la recomendación será siempre visitar a algún médico general para que recete el o los medicamentos farmacológicos adecuados para tratarla.

No obstante, para esta afección también existen remedios caseros sencillos de aplicar y que incluso puede que sirvan mejor que cualquier medicamento de laboratorio. Para el caso específico de la tos seca se pueden preparar y tomar las mismas infusiones que sirven para aliviar el malestar de gripe.

Sin embargo, cuando se trata de la tos con flema sí existen recomendaciones exclusivas para tratarla desde casa, ya que su origen se concentra en bacterias pulmonares. Continuando con el té, se sugiere tratar la tos con flema, con flor de Jamaica, escobilla, anís estrellado, hinojo, malva, guaco, caña de jabalí, pimienta negra, tomillo, hierbabuena y de hisopo.

Así también, inhalar eucalipto en agua hervida y aplicar una gota de aceite de pino en el pecho cada noche ayudan a aliviar la compresión del sistema respiratorio. En el mismo sentido, el jengibre, la miel y el limón siguen siendo preferentes para tratar este tipo de enfermedades. Con ellos se pueden preparar jarabes y expectorantes.

La miel además mezclada con leche puede funcionar como un antibiótico natural para la tos con flema y también la gripe. Su uso debe prolongarse tres veces al día para que surta efecto.

Contraindicaciones

Así como los medicamentos de laboratorio, los remedios caseros, bastantes menos, pero también presentan algunas contraindicaciones; que deben ser tomadas en cuenta para evitar accidentes o complicaciones de enfermedades que perfectamente pudieron ser curadas de forma sencilla.

A continuación, te ofrecemos una lista de los hábitos más comunes y que debes evitar al momento de usar alguna de las recetas anteriormente mencionadas para la gripe y la tos:

Deja las mezclas para otro momento

Muchas de estas recetas funcionan ambiguamente para tratar la tos seca o con flema y también la gripe; aun así, se prohíbe mezclar más de una de las fórmulas descritas. En cualquier caso, ya sea que el paciente presente solo una de las afecciones o las dos, esta práctica, puede agravar los síntomas o la enfermedad en sí misma.

Se precavido con las recetas

Genéricamente, cualquiera de estas recetas suelen ser eficaces tanto para combatir la gripe como para la tos. No obstante, es necesario comentar que algunas fórmulas pueden más bien ser perjudiciales particularmente para la tos. Por tanto, sufra una o ambas, tome en cuenta que sustancias como la vitamina C y el ajo son desfavorables para la tos.

¿Estas embarazada? ¡Evita los tés!

Cualquier tipo de té anteriormente descrito está prohibido para las mujeres embarazadas. Para ellas, más que una recomendación es una obligación asistir con un doctor en caso de gripe, tos o sospecha de alguna.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios