imagen Los remedios caseros más recomendables para adelgazar
Remedios naturales

Los remedios caseros más recomendables para adelgazar

Bajar de peso es uno de los resultados que muchos buscan a través del ejercicio, la vida sana y la comida saludable. Hay que tener en cuenta todos los factores que pueden estar influyendo en el aumento de peso, o la resistencia del mismo par así ayudar al cuerpo y adelgazar también con remedios caseros.

Los remedios caseros además de económicos son muy saludables, no tienen químicos porque seguramente están elaborados a base de hierbas, frutas, proteínas y algunos procesos de cocción. Los nutricionistas y médicos contemporáneos han destacado la importancia de tales remedios, no solo para atender el sobrepeso sino la salud del organismo en general.

Remedios caseros para adelgazar

Consumir Té verde

Prepararlo es muy sencillo, las presentaciones domesticas vienen en bolsitas de té listas para sumergir en agua hirviendo. Una taza de agua caliente será suficiente para preparar una porción de té. Se puede consumir varias veces al día, especialmente en ayunas o antes de dormir.

Dentro de sus componentes se encuentra la cafeína, que consumida en cantidades razonables puede quemar la grasa e incrementar el consumo de calorías. El cuerpo de finalizar el día con un déficit calórico para poder eliminar grasa y bajar de peso.

Agua de limón

El limón es un poderoso antioxidante, hay quienes manifiestan que el consumo de un vaso de agua con el zumo de un limón les ha ayudado en la carrera contra el sobrepeso. Lo ideal es calentar el agua sin que hierva, añadir el zumo de un limón y tomar antes del desayuno.

Té de jengibre

Aumentar el calor corporal ayudará a transpirar, eliminar toxinas y aumentar el metabolismo. Un té a base de jengibre que contenga una pizca de pimienta y una cucharadita de miel será suficiente para lograr esta tarea. Se puede consumir una vez al día antes del almuerzo. No se recomienda consumir por las noches para poder digerir adecuadamente la miel.

Té de camelias o té blanco

Esta bebida proviene de China, ancestros de la región descubrieron los beneficios que tenía sobre el cuerpo al lograr que erradicara la grasa. Es un depurativo por excelencia, se puede tomar una vez al día y también se consigue en presentaciones listas para utilizar. El proceso que se le hace a la planta antes de empaquetarla permite que no se oxiden sus componentes, así que todos los minerales siguen intactos al momento de ser consumidos.

Jugos detox

Las dietas depurativas se han popularizado porque consiguen resultados en tiempo record. La idea es consumir zumos de verduras, vegetales y frutas durante el día, logrando con ello que el consumo calórico baje considerablemente.

De 2000 calorías que se deben consumir al día para mantener el peso, los jugos detox aportan unas 800 o menos, por lo tanto ese déficit de 1200 calorías eliminará kilos de grasa en apenas unas semanas.

Los zumos pueden estar elaborados con el uso de un extractor, no licuados porque la fibra no será eliminada.

Al consumir solo los líquidos de las frutas y verduras, se toman las vitaminas que pasan directamente por el intestino al torrente sanguíneo. Sin fibra no hay aumento de peso. Esta dieta debe hacerse de forma gradual de la siguiente manera:

Día 1: desayunar jugo detox, almorzar bajo en carbohidratos, cenar proteínas.

Día 2: desayunar jugo detox, almorzar bajo en carbohidratos, cenar vegetales verdes.

Día 3: desayunar jugo detox, almorzar bajo en carbohidratos, cenar jugo detox.

Día 4: desayunar jugo detox, almorzar vegetales y verduras, cenar jugo detox.

Luego por un periodo de 10 días se consumen jugos detox durante el desayuno, almuerzo y cena. Al finalizar se realiza la misma secuencia de arriba pero de forma inversa.

Al culminar este periodo se deben haber eliminado un promedio de 5 kilos o más. Si se mantiene una alimentación balanceada no se recuperará la grasa perdida y se puede volver a repetir la rutina luego de un mes, hasta poder adelgazar y alcanzar el peso deseado.

Qué frutas y verduras utilizar: naranja, pepino, calabacín, perejil, apio, piña, betabel o remolacha, zanahoria y jengibre.

Té de alcachofa

Se elabora colocando en una olla una alcachofa grande en un litro de agua, se hierve hasta que la verdura se haya ablandado por completo. Se retira de la olla y se deja enfriar. El agua se almacena en el refrigerador para conservar durante más tiempo, se puede consumir frio o caliente en ayunas. Lo recomendable es tomar al menos un vaso al día para agilizar el metabolismo y quemar las grasas.

Un día de frutas

Para quienes suelen realizar rutinas de ejercicio y llevan un estricto control nutricional, pueden incluir en su dieta un día donde solo consuman un tipo de fruta. Puede ser piña, lechosa o alguna otra baja en azúcar. Con esto logran que la carga calórica disminuya y también que pierdan algunos gramos de peso. Si se convierte en una rutina intermediaria se lograrán los objetivos de adelgazar mucho más rápido.

Agua tibia en ayunas

Al consumir un vaso de agua tibia en las mañanas se fuerza al metabolismo a trabajar más rápido y con ello a procesar los alimentos que se consuman durante el día. Pueden ser uno o dos vasos de agua tibia –no caliente– para comenzar la rutina diaria, si se hace con frecuencia y disciplinadamente se podrán ver los resultados en una o dos semanas.

Té de perejil

Este remedio casero para adelgazar tiene que tomarse con seriedad y cuidado. El perejil puede causar un aumento de la frecuencia cardíaca y elevar la tensión en personas con salud delicada. Es recomendable en aquellas personas con buena salud, sin problemas de presión, que no estén en periodo de gestación o lactancia y que quieran adelgazar algunos kilos.

Se coloca un litro de agua en una olla mediana y se hierve, cuando alcance el punto de ebullición, se añaden 3 cucharadas de perejil picado, preferiblemente las hojas. Se deja hervir por 10 minutos y se retira del fuego.

Se debe dejar enfriar y añadir el jugo de un limón grande para equilibrar el sabor, se refrigera y consume todos los días sin exceder el litro diario.

Ensalada de tomate

Un excelente reductor de grasa y además el acompañante ideal de las ensaladas mixtas. Se sugiere consumir al menos 2 tomates al día pueden ser solos, al natural o mezclado con vinagre, sal y pimienta. No aplica consumir tomate en salsa o jugos procesados. Dentro de sus beneficios también se encuentra el mejorar la actividad intestinal, a través de la cual finalmente se eliminan las grasas y se obtiene una mejor salud estomacal.

Si son tomates orgánicos. ecológicos o caseros mucho mejor. Cuanto mejor sea el estado y la calidad del producto a consumir más beneficios podrá aportarnos.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios