imagen Remedios naturales para la gastritis

Remedios naturales para la gastritis

Medicina natural

La gastritis es una enfermedad muy común que afecta principalmente al estómago, los intestinos y el colon. Las causas pueden ser diversas y estar asociadas con la ingesta de alimentos astringentes, ácidos o con poca higiene, el estrés, la intolerancia a los lácteos o por suspender las comidas por largos periodos de tiempo.

Las paredes del estómago se inflaman y la mucosa también, no se producen los ácidos necesarios para la digestión y la comida se acumula y finalmente pueden haber episodios graves de estreñimiento y dolores abdominales fuertes. ¿Es posible tratar esta enfermedad con remedios caseros? La respuesta es sí, aunque los fármacos se encarguen de aliviar los síntomas mucho más rápido, una buena alimentación y medicina natural podrá prevenir su aparición recurrente.

Los remedios naturales más efectivos para la gastritis

Emolientes a base de linaza

La linaza son pequeñas semillas marrones que al entrar en contacto con el agua caliente se espesan y forman una gelatina fácil de tomar. Se puede mezclar con otras hierbas como la manzanilla e incluso con té verde, té de Jamaica, entre otros. La linaza recubre las paredes del estómago produciendo que su recuperación sea mucho más rápida.

Se pueden añadir unas gotas de limón, que aunque es ácido, puede enviar una señal al estómago para que detenga la segregación de jugos gástricos. Cuando esto sucede se elimina parcialmente la sensación de acidez, el dolor abdominal y las molestias producto de las lesiones abiertas en el estómago.

Agua de arroz

Una bebida altamente recomendada para tratar enfermedades estomacales, desde indigestión hasta gastritis. Se colocan 100 gramos de arroz en una olla y abundante agua, se cocina hasta ablandar por completo y se retira del fuego. Solo se debe consumir el agua ya sea fría o tibia. Se debe ingerir durante todo el día, ya sea antes o después de las comidas.

El almidón natural del arroz puede causar alivio y que poco a poco se regularicen las actividades intestinales y la digestión de alimentos. No se pueden consumir alimentos altos en grasa si se quiere un resultado más eficaz y rápido.

Zumo de aloe vera y cebolla

La sábila es un poderoso cicatrizante y regenerador del tejido, la cebolla y demás ingredientes son antisépticos que pueden eliminar bacterias y ayudar en la recuperación de la labor digestiva. Este zumo se elabora con media cebolla, un cristal grande de aloe vera, y medio vaso de jugo de naranja. Se coloca todo en la licuadora y se procesa hasta integrar. Se puede tomar en ayunas o durante el día.

Aloe vera natural

Esta planta medicinal se suele mezclar con otros ingredientes para potenciar sus beneficios, sin embargo, por si sola puede ayudar a eliminar las lesiones internas o ulceras gástricas y recuperar el tejido. Se toman los cristales de aloe y se colocan con un poco de agua en la batidora, se procesan y extraen.

El resultado será una mezcla parecida a la clara de huevo, crecerá en tamaño y se podrá tomar sin añadir azúcar.

Consumir aceite de oliva

Este remedio casero no intenta sugerir el consumo en ensaladas o alimentos, sino tal cual como si fuese un jarabe para la tos. Se toma al menos una cucharada de aceite virgen extra en ayunas y se esperan unos minutos antes de consumir la primera comida del día.

Batido de verduras

Hay algunas frutas y verduras que son antimicrobianas y pueden ayudar a cicatrizar las paredes del estómago pero también evitar que se adhieran bacterias más difíciles de tratar. Las patatas, la zanahoria y el apio forman una coalición ideal para combatir la gastritis. Se mezclan todas en la batidora, crudas pero sin cáscara y se consumen el producto final.

Tomar agua a temperatura ambiente

Consumir abundantes líquidos es necesario para mantener el tracto digestivo limpio. El agua, el hidratante por naturaleza se debe tomar durante el día sin refrigerar. El impacto del agua fría con las lesiones internas puede ser muy doloroso y no contribuir en nada a la cicatrización. Es ideal dejar que el agua se repose fuera de la nevera antes de consumir y también se le pueden añadir unas gotas de limón para engañar al estómago y agilizar la recuperación.

Té de especias

Estos ingredientes se usan en las comidas pero también son increíbles antisépticos que protegerán al estómago mientras se recupera. Se coloca en una olla algunas ramas de anís estrella, media cucharadita de comino y la misma cantidad de hinojo. Se deja hervir por 5 o 10 minutos y se retira del fuego.

En caso de que su sabor no sea demasiado agradable se pueden añadir unas gotas de limón. Se toma después de cada comida o cuando haya sensación de dolor y molestia.

Bicarbonato de sodio

El cuerpo produce naturalmente una cantidad moderada de bicarbonato de sodio para controlar los ácidos estomacales. Cuando aparece la gastritis, y el sistema digestivo no funciona correctamente, los niveles de producción bajan, por lo tanto hace falta una ingesta adicional de bicarbonato para reducir los síntomas de esta patología estomacal.

Se coloca una cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua templada y se toma al menos una vez al día. A pesar de la sensación de alivio que esto pueda causar casi de forma inmediata no hay que consumir bicarbonato en grandes cantidades porque puede llegar a ser toxico y alterar las funciones digestivas naturales.

Aceite de zanahoria

Así como existen remedios caseros consumibles también hay otro tipo de tratamiento tópico que puede funcionar para tratar la gastritis. El uso de aceites esenciales sobre la piel puede ayudar con distintas patologías, en este caso se trata de aceite de semilla de zanahoria, poco conocido pero muy efectivo.

Se deben colocar unas gotas del aceite en cuestión en aceite de coco o de oliva, no se debe aplicar en su estado puro sobre la piel porque puede ser muy fuerte e irritante. Se coloca en toda la zona abdominal para que penetre y haga su efecto directamente en la zona necesaria, el estómago. Puede ayudar a eliminar las flatulencias y activar los procesos digestivos naturales que se ven suspendidos con la irritación e inflamación de las paredes internas del estómago.

Este aceite no se elabora con la zanahoria sino con las semillas de su planta, puede tener las mismas cualidades del vegetal, incrementar la sensibilidad de la piel con respecto al sol, por lo tanto se debe aplicar de noche y evitar la exposición a los rayos UV.

Dieta libre de grasas

Mientras una persona se está recuperando de la gastritis no puede ingerir alimentos que irriten la flora intestinal y las paredes del estómago. Aquellos alimentos que están contraindicados, son precisamente los astringentes como la manzana verde o el atún natural. Estos dos alimentos son dañinos y nocivos para una persona con padecimiento de gastritis, pueden causar estreñimiento y hasta un infarto intestinal.

Se deben consumir alimentos ricos en líquidos, vitaminas y fibra. Se deben eliminar los lácteos y sus derivados así como aquellas comidas que contengan gluten. El picante está contraindicado así como las bebidas alcohólicas.

Suprimiendo la ingesta de estos enemigos del estómago por un periodo de 30 días o más se pueden tener resultados satisfactorios. Esta especie de dieta se puede combinar con todos los remedios caseros mencionados para una mayor efectividad.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios