imagen Los mejores remedios naturales para tratar la bronquitis
Remedios naturales

Los mejores remedios naturales para tratar la bronquitis

La falta de respiración y las dificultades que supone la bronquitis pueden suponer una gran limitación para cualquier persona. Con el fin de que puedas aliviar estos síntomas lo antes posible, en remedioscaserosdiarios.com te mostramos los remedios naturales más eficaces. ¡Aplícalos y notarás la mejoría!

La bronquitis es la inflamación de las vías que conducen hasta los pulmones. Produciéndose cuando la capa que cubre los bronquios se inflama impidiendo así la entrada de aire, lo que hace al organismo más vulnerable a contraer una infección. Esta es una enfermedad que generalmente puede aparecer después de un resfriado, o una infección gripal.

En esta ocasión, te hablaremos sobre algunos de los distintos remedios caseros que se pueden elaborar desde la comodidad e tu hogar casa para tratar los síntomas leves de la bronquitis.

Remedios caseros para la bronquitis

Agua y Sal

El agua por sí sola es un mucolítico natural. Por ello, beber mucha agua puede funcionar como un expectorante natural que te puede ayudar a aliviar síntomas de la bronquitis. Por su parte, el agua con sal ayuda a aliviar el dolor de garganta que puede ocasionar esta enfermedad. Esto se debe a que la sal posee un efecto limpiador, pudiendo resultar benéfico para el organismo.

Este remedio es muy sencillo de preparar, y lo mejor, es que te puede ayudar a hacer desaparecer la flema que congestiona el tubo respiratorio. Para el mismo se necesitará lo siguiente:

  • 200ml de agua.
  • 20 gr de sal.

Lo que se debe hacer a continuación es colocar el agua al fuego, agregando la sal al momento en que ésta se encuentre hirviendo. Posteriormente, se debe tomar un trago y hacer gárgaras por un minuto. Se recomienda repetir este proceso 4 veces, haciéndolo dos veces al día.

Ajo

Se dice, que el ajo posee propiedades antimicrobianas y antivirales. Debido a esto, es una excelente opción para tratar la bronquitis, ya que además de interrumpir el crecimiento del virus, puede ayudar a sanar los bronquios.

Para preparar este remedio se necesitará lo siguiente:

  • 3 dientes de ajo.
  • 200 ml de leche.

En primer lugar se pelan y se pican los dientes de ajo y posteriormente se colocan a remojar en la leche por diez minutos, calentándose luego la leche hasta hervir. Por último, se deja reposar por diez minutos más. Se recomienda beber esta mezcla antes de dormir, repitiendo el proceso por tres noches.

Cebolla

La cebolla ha sido conocida desde hace mucho tiempo como un expectorante natural, de esta pudiendo ser así, un buen remedio para la bronquitis. Se dice que el remedio más efectivo con la cebolla es comerla cruda.

Por lo cual, para llevar a cabo este remedio casero, lo que se debe hacer, es picar finamente la cebolla hasta llenar una cuchara, y masticar lentamente. También se puede hacer un zumo si se prefiere, licuando la cebolla con un poquito de agua. En este caso, se recomienda tomar una cucharada cada día en ayunas. Se puede agregar una cucharada de miel, para atenuar el sabor.

Eucalipto

Se dice que el eucalipto actúa como un antiinflamatorio y estimula las glándulas salivales, lo que puede ayudar a romper el moco. Es por esto que se considera como un remedio casero muy eficaz para aliviar la bronquitis. Asimismo, este tratamiento natural se puede preparar con aceite esencial de eucalipto, o como infusión con las hojas del árbol.

Para usar el aceite esencial, se deben diluir 6 gotas en una cucharadita de aceite de canola aplicándose esta mezcla en el pecho antes de ir a la cama. Posteriormente en la mañana, se debe lavar bien el pecho para remover todo el aceite, repitiendo este proceso por tres noches.

Se dice que inhalar este aceite favorecerá el despeje de las vías respiratorias inflamadas. Por lo que, otro método para usar el aceite esencial de eucalipto consiste en colocar 5 gotas en un pañuelo y olerlo varias veces durante el día.

En el caso de querer preparar una infusión, se necesitan algunas hojas del árbol de eucalipto y agua. Posteriormente se deben colocar en una olla los ingredientes y ponerse a cocinar, dejándose reposar dicha infusión una vez que el agua esté hirviendo.

Lo posterior es colar la mezcla y endulzar con una cucharada de miel si se desea. Se recomienda beber esta mezcla antes de irse a dormir.

Orégano

Se dice que el orégano es un agente antimicrobiano y antiinflamatorio que puede ayudar a disminuir la congestión en el pecho que produce la hinchazón. Además su propiedad antibiótica, se cree que éste puede detener el progreso de la infección al retener el crecimiento de microbios.

Los ingredientes para preparar este remedio son los siguientes:

  • 40 gr de orégano.
  • 500 gr de miel.

Lo que se debe hacer a continuación, es cocinar en una sartén el orégano a fuego lento. Luego agregar en un recipiente la miel y las hojas cocinadas y proceder a mezclar bien. Lo recomendable es beber una cucharada cada día.

Malva

Se cree que esta planta contiene propiedades expectorantes y antiinflamatorias. Por lo que puede resultar de gran ayuda para descongestionar los bronquios y expulsar la flema.

Para preparar el remedio se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 50 gr de hojas de malva
  • 1 litro de agua.

En una olla se debe colocar el agua y las hojas de malva, dejando hervir por 20 minutos. Por último puede agregarse miel en caso de que se prefiera para endulzar. Se recomienda ingerir este remedio tres veces durante el día.

Algunas recomendaciones

En primer lugar se recomienda beber mucha agua e infusiones, siendo lo ideal ingerir mínimo dos litros de agua durante el día. Asimismo, se cree que es importante evitar usar productos en aerosol, así como cuidarse de la exposición a cambios repentinos de temperatura.

También es indispensable tener un buen descanso, ya que durante el padecimiento de esta enfermedad, no se deben realizar actividades físicas que requieran mucho esfuerzo.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquitis?

Los síntomas de la bronquitis pueden ser varios, aunque principalmente suelen presentarse los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Tos.
  • Pérdida del apetito.
  • Exceso de flema.
  • Molestias en el pecho.
  • Fiebre.

Es importante que esta afección sea tratada con tiempo, ya que de no ser así, puede agravarse y convertirse en una neumonía, pudiendo llegar a ser mortal. Asimismo, es importante aclarar que estos remedios se recomiendan para los síntomas leves de la bronquitis.

En caso de que los mismos empeoren o se presenten síntomas graves, lo recomendable es acudir con un profesional de la salud, que pueda prescribir un tratamiento oportuno para esta enfermedad.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios