imagen Durezas en los pies, como eliminarlas
Remedios naturales

Durezas en los pies, como eliminarlas

Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más utilizamos y, paradójicamente, que más descuidamos. Para que cuides de tus pies de una forma natural, en remedioscaserosdiarios.com te mostramos estas recomendaciones imprescindibles.

Nuestros pies pueden ser un reflejo propio, no solamente en el caso femenino, a veces quitarnos los zapatos puede ser una pesadilla. Para remediar la dureza en los pies podemos utilizar varios métodos caseros, ahorrando algo de dinero en spas y lugares de tratamiento.

Existen muchas razones para que nuestros pies presenten durezas, desde el calzado hasta el sudor puede afectar la dureza de nuestra piel. Independientemente de las razones por las cuales tenemos durezas en los pies, hay formas de remediarlos que podemos realizar en casa y fácilmente.

Manzanilla para la dureza de los pies

Existirán momentos donde pasemos mucho tiempo de pie, esto no solamente puede afectar la dureza en los pies, también nos puede causar dolores fuertes en los mismos. En el caso de tener problemas en este aspecto, podemos solucionarlo mediante una infusión de manzanilla. El proceso es sencillo, deberemos realizar una infusión de manzanilla en un litro de agua y dejarla reposar hasta que esté tibia.

*También te puede interesar: Remedios para el dolor de cabeza

Una vez que la infusión haya cumplido el reposo, mediremos la temperatura con nuestro cuerpo. El agua debe sentirse caliente, sin embargo, debemos poder mantener nuestros pies o manos dentro.

Después de 6 minutos aproximadamente con nuestros pies en remojo, sentiremos la piel mucho más suave. De esta forma, todas las durezas podrán ser retiradas fácilmente de las plantas del pie.

La piedra Pómez

Uno de los grandes remedios para mejorar nuestra piel y la dureza de la misma, es sin duda, la piedra Pómez. Para solucionar la dureza de los pies con este método, debemos remojar nuestros pies por tres minutos en agua tibia.

Una vez remojados y lo bastante húmedos y suaves, pasaremos la piedra Pómez por las zonas más conflictivas. Una vez finalizado este proceso, debemos ponernos crema humectante, para así evitar deshidrataciones en nuestros pies.

Exfoliante de miel y avena

La miel y la avena son excelentes tanto para nuestra dieta como para nuestra piel. Un exfoliante no solamente nos ayuda a retirar la piel muerta de nuestro cuerpo, también puede ayudarnos a adsorber mejor la crema humectante. Esto nos ayuda directamente con la dureza de los pies, suavizando la piel, haciéndolos más agradables.

Para elaborar nuestra propia crema humectante y exfoliante con avena y miel, sólo necesitamos los siguientes ingredientes:

•2 Cucharadas de margarina.
•3 cucharadas de miel.
•2 cucharadas de avena molida.

En un recipiente debemos mezclar la margarina y la miel. Calentamos a baño maría mientras removemos hasta crear una mezcla homogénea con la margarina y la miel. Llegados hasta este punto, debemos colocar la avena.

Una vez agregados todos los ingredientes, debemos apagar el fuego y remover constantemente hasta integrar todo a la mezcla. Para mejorar los efectos de este remedio, antes de utilizarlo, debemos remojar nuestros pies quince minutos en agua tibia con sal.

Debe estar lo suficientemente caliente para sentir nuestros pies tibios sin quemarnos. Una vez remojados el tiempo suficiente, utilizaremos la crema haciendo especial presión en los talones, los dedos de los pies y la zona frontal de los dedos.

Finalizado este proceso, debemos agregar agua tibia, enjugarlos y secarlos, aplicando finalmente crema humectante. Esta es una forma fácil de suavizar nuestros pies y al mismo tiempo cuidarlos sin gastar mucho dinero.

Ajo y aceite de oliva

Otra mezcla que es beneficiosa para nuestros pies es la que se hace con ajo y aceite, perfecta para contrarrestar la dureza de los pies. Machacaremos ajo y los mezclaremos con una cucharada de aceite de oliva.

Una vez que la mezcla esté bien homogénea, debemos aplicarla en toda las zonas duras y sujetarlas con una venda. Seguidamente, deberemos dejar reposar nuestros pies por un par de horas, enjuagar y listo. Podrás sentir inmediatamente más suaves las plantas de tus pies.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los mejores ingredientes para crear remedios caseros de diversos tipos. A pesar de que este remedio se parece mucho al de la manzanilla, requiere un mayor número de ingredientes, los cuales serían:

•1 litro de agua caliente.
•100 ml de vinagre de manzana.
•2 dientes de ajo.

Antes de empezar con la mezcla, debemos machacar los dos dientes de ajo. Una vez realizado este paso, dejaremos el agua calentar hasta hervir. Alcanzado ya el punto de hervor, combinaremos nuestros ingredientes hasta que se integren por completo.

La mezcla deberá reposar hasta alcanzar una temperatura ambiente, lo bastante caliente para sentirlo en nuestras pieles, pero no lo suficiente para quemarnos. Dejaremos los pies unos 25 minutos, mínimo, en la mezcla; de esta forma las durezas van a suavizarse.

Higos para la dureza de los pies

Similar a lo que sucede con la mezcla de ajo y aceite de oliva, para que los higos sean realmente efectivos, deberemos aplicar presión con la fruta sobre la zona más dura, por varias horas. Si no lo mantenemos las horas suficientes, no sentiremos la diferencia.

Los higos no son solamente frutos exóticos, mejor conocidos en el medio oriente. Estos también poseen un gran número de cualidades beneficiosas para nuestra salud y nuestro cuidado personal. Para utilizarlos como remedio para la dureza de los pies deberemos picar uno a la mitad y ponerlo directamente sobre las zonas problemáticas. Lo más recomendado es utilizar una venda durante toda una noche para sostenerlos mientras dormimos.

Mezclas con bicarbonato

El bicarbonato puede ser aprovechado en un gran número de mezclas y presentaciones, aprovechando la que nos parezca mucho más práctica. Uno de los remedios más sencillos en este caso es mezclar, hasta lograr una pasta cremosa, agua y bicarbonato. Luego tendremos que aplicarlo directamente a la zona. Para la siguiente solución necesitaremos estos ingredientes:

•Agua.
•Bicarbonato.
•Sal.
•Limón.

Una vez que tenemos nuestros ingredientes a la mano, herviremos el agua con la sal y el limón. Una vez que hierva, retiraremos del fuego e incluiremos unas gotas de limón y el bicarbonato. Cuando la mezcla repose lo suficiente y esté tibia, pondremos nuestros pies en el agua por al menos 25 minutos o hasta sentir que las durezas hayan aflojado.

Así que ya lo sabes, si deseas eliminar las durezas en los pies con remedios caseros, prueba alguno de estos remedios que te hemos dado. Lo mejor de todo es que son económicos y no traen efectos secundarios a diferencia de los productos químicos.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios