imagen Exfoliantes naturales para la piel
Belleza

Exfoliantes naturales para la piel

¿Es posible tener una piel bella y saludable sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero?. Con estos exfoliantes naturales para la piel te demostramos que con ingredientes básicos puedes obtener los mejores resultados para lucir una piel impecable.

Los exfoliantes naturales para la piel, suelen ser alternativas ideales para ayudarnos a resaltar nuestra belleza. Es por ello, que a continuación te hablaremos sobre algunas recetas que puedes emplear para lograr este cometido, así que toma nota.

Exfoliante natural de café y aceite de coco

El café es uno de los mejores exfoliantes naturales que podemos conseguir a nuestro alcance. Si deseamos aprovechar al máximo nuestros recursos naturales, es posible hacer una mezcla con el café que ya hemos utilizado para beber.

Para hacer de éste un ingrediente ideal para recetas de exfoliantes naturales, se recomienda mezclarlo con un poco de aceite de coco como factor aromático. Asimismo, para que la mezcla sea más efectiva, es importante que ésta tenga una consistencia cremosa.

Por lo cual, para lograr obtener esta consistencia, debemos combinar el café molido lentamente con el aceite hasta crear una especie de emulsión. Una vez logrado el resultado deseado, podremos emplear la mezcla como crema exfoliante, siendo recomendable realizar estas aplicaciones durante el tiempo de ducha.

Exfoliante natural de leche y avena

Esta mezcla es mucho más sencilla, debido a que su emulsión es casi instantánea por los componentes que necesita. Esta receta de exfoliante naturales requiere que mezclemos bien dos cucharadas de leche en polvo, media taza de avena molida y una cucharadita de maicena.

Cabe destacar, que el principal exfoliante en esta mezcla es la avena, siendo los demás productos hidratantes naturales. Para que la consistencia sea lo bastante cremosa para utilizarla, se debe agregar agua en cantidades pequeñas hasta hacer una pasta homogénea.

Una vez que la hemos dejado reposar y que ésta asienta, la podemos utilizar durante el tiempo de ducha, de esta forma podremos enjuagarla fácilmente.

Exfoliante de linaza y miel

La miel es un gran humectante natural, mientras que, la linaza en su condición de semilla, además de ser un excelente ingrediente para las recetas de exfoliante natural, también puede ser un buen nutriente para nuestra piel gracias a sus aceites naturales. Este exfoliante es especialmente recomendable para pieles resecas, haciendo efectivamente más suaves nuestras rodillas y codos.

Para esta receta necesitaremos una taza de miel por cada medio vaso de agua tibia. Asimismo, por cada medio vaso de estos ingredientes, agregaremos 25gr de linaza. Posteriormente, mezclaremos todos los componentes lentamente hasta que la linaza forme una especie de pasta.

Por último, pondremos el resultado final a reposar en bajas temperaturas. Cabe destacar, que al ser ésta una mezcla mucho más versátil, podremos utilizarla en lugares específicos.

Exfoliante de Azúcar y limón

El azúcar, al igual que la sal marina, posee cualidades exfoliantes. La más recomendable para nuestra piel es el azúcar moreno, debido a que ésta posee cristales más gruesos, siendo estos excelentes componentes para las recetas de exfoliantes naturales.

Para llevar a cabo su preparación debemos mezclar en una taza dos cucharadas de azúcar por cada cucharada de limón. Luego, mezclaremos ambos ingredientes hasta que el azúcar se haya integrado sin diluirla. Es importante asegurarse de esto, ya que de lo contrario, perderemos el factor exfoliante que se encuentra en los cristales.

Para aplicar esta mezcla en especial, debemos lavar nuestra piel o nuestro rostro primero, y una vez que estemos seguros de estar limpios, procedemos a aplicar la mezcla de forma circular por nuestra piel.

Antes de enjuagarnos, dejaremos que la mezcla repose en nuestra piel por un tiempo mínimo de cinco minutos, después, podremos proceder a enjuagarnos.

Exfoliar la piel con miel y avena

La avena al ser un cereal, puede ser utilizada como el componente principal de un exfoliante. Aunque, esto no quiere decir que sea lo más recomendable. Sin embargo, debido a que la miel complementa esta mezcla, la avena puede tomar consistencia suficiente para ser usada. Siendo así, ambos productos hidratantes y agentes que se encargan de cuidar la piel.

Para su preparación, debemos agregar en un cuarto de taza de avena una cucharada de miel y mezclaremos hasta hacer una especie de pasta cremosa. En caso de querer hacer más mezcla, debemos solamente doblar las porciones. Su aplicación se recomienda después de cada ducha, debiéndose aplicar este exfoliante en el área de nuestra piel que requiera humectación.

Exfoliante natural de azúcar y aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los elementos más utilizados en recetas de exfoliantes naturales, debido a sus capacidades humectantes. Entre otras de las ventajas especiales de este producto, encontraremos que éste permite agregar un poco de grasa a la piel seca.

Para la preparación de este exfoliante natural, mezclaremos un cuarto de taza de azúcar morena con aceite de oliva, siendo así el azúcar el agente exfoliante.

Plátano con azúcar moreno

El plátano posee grandes beneficios en nuestra dieta, y es que al éste poseer un gran contenido en potasio, puede ser utilizado como humectante no graso. Esta receta no utiliza aceites, por lo que es ideal para las pieles grasas.

La mezcla deberá contener un plátano maduro y tres cucharadas de azúcar morena. En un recipiente, mezclaremos todo hasta tener una consistencia más o menos requerida. Esta receta debe aplicarse en la ducha, masajeando el área que se desee tratar.

Exfoliante corporal de chocolate

El chocolate posee cualidades grasosas que benefician nuestra piel, además, por sus componentes venidos del cacao, en su estado natural o más sólido, puede ser un exfoliante. Para poder utilizarlo, es recomendable realizar una mezcla combinando porciones de azúcar, cacao en polvo y aceite, para darle de esta manera una buena base a dicha mezcla.

Para su preparación debemos mezclar en un recipiente media cucharada de azúcar, un cuarto de taza de aceite y dos cucharadas de cacao en polvo. La mezcla deberá tener una textura cremosa, debido a que la usaremos durante la ducha.

Bajo un chorro de agua tibia, aplicaremos masajes circulares con la mezcla, así lograremos los mejores resultados de este exfoliante.

Coco y azúcar moreno

El coco es uno de los frutos de la naturaleza más utilizado en las recetas de exfoliante naturales. Éste es un gran humectante, ya que puede nutrir la piel y resulta ideal para mejorar su elasticidad naturalmente.

Para preparar este exfoliante, sólo se necesitan dos cucharadas de azúcar morena por cada media cucharada de aceite de coco. En el caso de vivir en zonas muy áridas, este resulta ser un hidratante fantástico que además puede exfoliar nuestra piel.

Mantener nuestro cuerpo saludable debe ser una prioridad, pues nos encontramos en una era que se caracteriza por ser bastante visual. Es aquí en donde las recetas de exfoliantes naturales juegan un papel sumamente importante.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios