imagen Las mejores mascarillas caseras para tu rostro
Belleza

Las mejores mascarillas caseras para tu rostro

Cuando se trata de cuidar nuestra apariencia, uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta es el cuidado de nuestra cara; después de todo, este es el punto de partida de nuestra presentación, es lo primero que ven las personas a nuestro alrededor y por ello debemos cuidarla. Con estas mascarillas caseras conseguirás los resultados que buscas.

Pero ¿cómo lograrlo? ¿Cómo conseguir mantener la salud de nuestro rostro y cuidar de nuestra presencia? Existen muchos métodos, los más conocidos son de pago, sin embargo, existen también formas de cuidar tu cara sin necesidad de invertir cientos o miles de euros en tratamientos de belleza; el ejemplo más claro de esto son las mascarillas caseras, un método efectivo para cuidar la salud de tu rostro e incluso para lograr resultados embellecedores impresionantes.

Debido a su gran efecto y lo considerablemente económicas y accesibles que son, hoy podrás ver las mejores mascarillas caseras para tu rostro; cada una con efectos únicos que te ayudarán a combatir algunos de los problemas estéticos más comunes que suelen sufrir las personas. Ten por seguro que dentro de poco no querrás acudir nuevamente a alguno de esos costosos tratamientos embellecedores para mantener la salud de tu piel.

Lo mejor que tienen estas mascarillas caseras es que las puedes hacer prácticamente con ingredientes que generalmente se encuentran en cualquier casa, y en caso de que no los tengas, estos no son demasiado caros.

¿Qué factores hay que tener en cuenta para escoger alguna de estas mascarillas?

Antes de explicar como hacer cada mascarilla y para que sirven, es bueno que te familiarices con los factores que determinan cual de ellas vas a utilizar. Esto es importante ya que cada mascarilla sirve para un propósito en particular, si bien todas ayudan a cuidar de tu cutis, cada una ayuda para uno o varios puntos en particular, por lo que debes saber cuál escoger y cuál es la mascarilla casera indicada para ti.

Define que problema tiene tu cutis

El principal factor que necesitas para determinar que mascarilla casera utilizar, es el problema que tienes actualmente. Esto es importante ya que, como se comentó anteriormente, cada mascarilla tiene un propósito en particular, y cada una puede ayudarte para uno o más problemas, por lo que necesitas definir que es lo que quieres tratar en tu cutis para poder escoger la mascarilla adecuada, ya se que se trate de espinillas, puntos negros o algún efecto secundario de algún producto cosmético.

Comprobar que no tengas alergia a ninguno de los ingredientes de la mascarilla

Este factor es muy importante, ya que puede haber ciertas consecuencias si alguno de los ingredientes produce una reacción alérgica sobre tu piel o incluso al olerla. Incluso puede que no solo se trate de una reacción alérgica, sino que alguno de los ingredientes tenga cierto efecto negativo; lo cual, pese a ser muy poco probable, es mejor comprobar.

Es por ello por lo que antes de utilizar cualquiera de las mascarillas que aquí se muestran, es bueno que las pruebes primero en alguna parte de tu brazo o incluso detrás de tu oreja. De esta forma puedes comprobar si tiene algún efecto secundario en tu piel o, en el caso de utilizarla detrás de tu oreja, si sufres de alguna reacción alérgica ante alguno de los ingredientes.

Las 5 mejores mascarillas caseras para el rostro

A continuación, podrás ver 5 mascarillas caseras que son excelentes para tratar tu cutis; algunas de ellas son excelentes para hidratar tu piel, otras para tratar imperfecciones como el acné y otras son ideales para revitalizar tu piel si esta se encuentra cansada.

1. Mascarilla de yogurt

La primera mascarilla de la lista es una mascarilla casera de yogurt, la cual es excelente principalmente para revitalizar la piel. Si tienes muchas arrugas, marcas o si te quedaron residuos de acné que no hayan curado adecuadamente, esta es la mascarilla correcta para ti; lo mejor es que es apta para todo tipo de piel, y no tendrás que preocuparte por la edad, ya que es bastante efectiva para ayudar a tu rostro a recuperar unos años.

Para preparar esta mascarilla, necesitarás yogurt natural, preferiblemente el conocido yogurt griego, jugo de naranja natural y pulpa de Aloe Vera. Mezcla una cucharada de yogurt natural con una cucharada del Aloe Vera; a medida que mezclas, añade media cucharada de jugo de naranja y continúa mezclando hasta que tengas una sustancia relativamente homogénea.

Para aplicarla, primero deberás limpiar tu rostro, lo puedes hacer como siempre lo haces, lo importante es que quede limpio y sobre todo seco. Luego de eso, esparce la mezcla poco a poco por todo tu rostro, dejando de último tus párpados. Deja durante unos 20 minutos para que seque, y finalmente limpia tu cara con agua tibia.

En caso de que no tengas pulpa de Aloe Vera, puedes sustituirla por una cucharada y media de gel de Aloe Vera o, en última instancia, aceite de esta planta.

2. Mascarilla de aceites para eliminar los puntos negros y limpiar los poros

Si estas buscando limpiar los poros y deshacerte de una vez de los molestos puntos negros, esta mascarilla de aceites naturales es perfecta para ti. Lo mejor, es que es muy fácil de hacer; aunque si necesitas aplicarla correctamente para maximizar los efectos. También tiene otros efectos, como ayudarte a hidratar la piel o limpiarla, según los ingredientes que utilices.

Lo primero que vas a necesitar es buscar una cucharada de aceite de bebé, es recomendable que sea de un aroma neutro, aunque también puedes utilizar un aceite de bebé con algún olor que te guste. Esta cucharada de aceite de bebé la vas a mezclar con otra cucharada de aceite de almendras en caso de que tengas una piel seca; de esta forma podrás hidratar a la vez que te deshaces de los puntos negros.

Para aplicarla, necesitarás esparcir primero humedecer tu rostro con agua tibia, puedes ayudarte de una toalla o simplemente lavar tu cara con agua tibia, aunque debes evitar que quede en exceso húmeda. Una vez que esté húmedo, deberás esparcir la mezcla de aceites por todo tu rostro y esperar unos 5 minutos; finalmente, con ayuda de una toalla humedecida con agua tibia, retira el aceite. Debes tratar en lo posible de usar la toalla para retirar los puntos negros de tu cara.

Otra variante a esta mascarilla casera consiste utilizar aceite de cáñamo en vez de aceite de almendras para realizar la mezcla. Esta variante es recomendable si tienes una piel muy grasosa; ya que no solo te ayudará con los puntos negros, sino que te ayudará a limpiar tu cutis a profundidad.

3. Mascarilla de miel con aspirinas

Te puede parecer un poco extraño, pero esta mascarilla de miel con aspirinas te ayudará a exfoliar la piel como pocas mascarillas caseras lo hacen. Es bastante fácil de hacer, aunque debes tener cuidado si eres alérgica al ácido acetilsalicílico, componente principal de la aspirina y razón por la cual esta mascarilla tiene una excelente propiedad exfoliante.

Para realizar esta mascarilla, necesitarás una aspirina pediátrica, es decir, para niños y 3 cucharadas de miel. Prepararla es muy sencillo, solo necesitas triturar la aspirina en trocitos muy pequeños, pero que no quede tan en polvo, luego de eso mézclala con las 3 cucharadas de miel y ya tendrás tu mascarilla casera lista para aplicar.

Aplicarla es sencillo, solo necesitas lavar tu cara como siempre lo haces y secarla bien; luego de eso, esparce por tu rostro la mascarilla y deja reposar durante unos 7 minutos. Retirarla es la clave de esta mascarilla; necesitas humedecer un paño de tela suave con agua tibia, y luego ir retirando lentamente la mascarilla a medida que realizas pequeños masajes circulares con la toalla. Para finalizar, debes retirar los residuos que puedan quedar enjuagando con agua fría.

4. Mascarilla casera hidratante de miel

La miel es un ingrediente excelente para las mascarillas caseras, cuenta con varias propiedades que son beneficiosas para la piel. Entre sus principales beneficios encontramos la hidratante; además de que te ayuda a sanar la piel. Esta mascarilla casera hidratante de miel es muy fácil de hacer y además es ideal para cualquier tipo de piel, no importa si es grasosa o seca.

Para preparar esta mascarilla, solo te harán falta 2 cucharadas de miel y un cuarto de cucharada de vinagre de manzana. El proceso de preparación consiste en mezclar ambos ingredientes hasta que obtengas una sustancia homogénea y ya estará listo para usarse.

Aplicar la mascarilla es muy sencillo, solo tienes que esparcirla por tu rostro y dejarla durante unos 20 minutos aproximadamente. Una vez pasados los 20 minutos tendrás que realizar una rápida terapia de temperatura, para ello solo necesitas retirar la mascarilla con agua tibia e inmediatamente después enjuagarte la cara con agua tibia.

Esta mascarilla te ayudará a balancear el pH de tu rostro, lo cual es excelente para mantener la salud de tu piel, además de que te permite combatir imperfecciones como el acné; además de que hidrata y rejuvenece.

5. Mascarilla casera para piel grasa

Uno de los principales problemas que tiene la piel grasa, es que es muy complicada de tratar, además de que es difícil detectar cuando tienes la piel reseca. Esta mascarilla casera para piel grasa de yogurt es ideal si quieres cuidar la salud de tu cutis y darle brillo a la vez que mantienes la piel libre de grasa.

Para prepararla necesitarás dos cucharadas de yogurt natural, en este caso no puedes utilizar yogurt griego, tiene que ser el natural, tampoco puede tener azúcar o frutas; de igual forma, necesitarás un cuarto de cucharada de vinagre de sidra de manzana. Para prepararlos solo necesitas mezclar el yogurt natural con el vinagre de sidra de manzana hasta que quede una sustancia homogénea y ya estará lista para aplicar la mascarilla.

Es muy fácil de aplicar, solo tienes que esparcirla por todo tu rostro y dejarla secar tranquilamente durante unos 20 minutos como mínimo; aunque se recomienda que sean unos 25 o 30 minutos. Para retirarla solo lava con agua tibia hasta que no quede rastro de la mascarilla y finalmente enjuaga con agua fría.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios