imagen Conoce todos los efectos negativos del estrés
Belleza

Conoce todos los efectos negativos del estrés

Generalmente la palabra estrés se utiliza para describir sensaciones de tensión, frustración, irritabilidad o ansiedad. Este trastorno es un componente inevitable de la vida moderna y en menor o mayor grado afecta a todo el mundo. Sin embargo, no resulta un problema grave mientras se logre mantener unos niveles adecuados y no sea la causa de otros trastornos más graves.

Los factores que lo potencian incluyen el trabajo, los estudios, los problemas sentimentales o las preocupaciones financieras. El estrés pone en alerta el sistema nervioso y provoca un aumento de los niveles de adrenalina del organismo, lo que ocasiona múltiples efectos, en los que destacan la tensión muscular, ritmo cardíaco y respiración acelerados, así como trastornos digestivos.

Señales de que tienes altos niveles de estrés

Signos emocionales del estrés

  • Irritabilidad y negatividad.
  • Pérdida del sentido del humor.
  • La persona está a la defensiva y preocupada constantemente.
  • Pérdida de la líbido.
  • Frustración, ansiedad, miedo.
  • Depresión, hostilidad.
  • Cambios de humor y emociones de manera repentina.
  • Pensamientos obsesivos hacia una situación estresante de manera continua.
  • Emociones y pensamientos que persisten sin control.
  • Estado de alerta, temores.
  • Evasiva al trabajo, familia y responsabilidades.
  • Adquisición de vicios (Alcohol, drogas, juego).
  • Abandono del cuidado personal.

Signos físicos del estrés

  • Cuello y hombros tensos.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para respirar.
  • Concentrarse se vuelve una dificultad y perdida de la memoria.
  • Cansancio sin causa.
  • Insomnio, pesadillas.
  • Cambios en el apetito.
  • Dolor de espalda.
  • Náuseas, gastritis.
  • Hipertensión.
  • Pérdida de peso.
  • La pérdida del cabello.
  • Ataques de pánico.

Tratamiento

El tratamiento del estrés supone el aprendizaje de técnicas que permiten modificar la respuesta del organismo a los estímulos que lo tensan. El médico también propondrá cambios en el estilo de vida del paciente para que pueda llevar una vida más relajada. Visite a un especialista si sufre niveles de estrés elevados, ya que esta enfermedad puede afectar al sistema cardiovascular, inmunológico, gastrointestinal e incluso hormonal.

  • Meditación: Existe una gran variedad de formas de meditación que ayudan a la mente a modificar su respuesta ante el estrés, desde la respiración o la repetición de una frase hasta disciplinas como el Yoga o el Tai Chi.
  • Cambios en el estilo de vida: Es importante dormir adecuadamente y realizar comidas regulares con poca azúcar durante los periodos de estrés. La actividad física regular (ejercicios cardiovasculares) también ofrece muy buenos resultados.
  • Otras terapias: Para reducir el estrés resulta muy eficaz la relajación progresiva de los músculos, una técnica que implica la contracción sistemática de los principales grupos musculares para su posterior relajación.

La biorretroalimentación: Es otro tipo de terapia que se basa en la idea de que una persona dispone del potencial para influir en los procesos de su organismo de manera consciente.

  • La orientación psicopedagógica: La modificación del comportamiento también tiene un papel importante en el tratamiento del estrés.
  • Alimentación: Equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y consumir alimentos ricos en vitamina B (calma el sistema nervioso) y altos en fibra (aumenta la serotonina) alivia la ansiedad.

Son muchos los efectos negativos que nos produce el estrés. Por ello debemos buscar la manera más eficaz para combatirlo.


Ahora solo te pediría el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, para así llegar a más gente que pueda necesitar nuestra ayuda. Solo tienes que hacer click en uno de los botones que verás arriba. ¡Muchas Gracias!
Comentarios